Copyrights @ Journal 2014 - Designed By Templateism - SEO Plugin by MyBloggerLab

Korn


En otro tiempo, yo quería ser la novia del chico más malo
de un pueblo lejano y ajeno a mí.
En ese entonces, los canallas te adoraban
como si fueras una exótica princesa rusa,
Y de un día para el otro, soltaban tu mano en la calle cuando pasaba una más tonta.
Cortaban con vos, así nomás, con la mano y con un fierro,
que te clavaban en la muñeca, primero, y después en la garganta.