Copyrights @ Journal 2014 - Designed By Templateism - SEO Plugin by MyBloggerLab

Pacheco dixit...




La primera y única vez que vi en persona a Marcela Pacheco fue en Pippo, hace unos años. Resulta que era el cumpleaños de Salinas (el guitarrista) y lo estaban festejando en el primer piso del restaurante. Era una cena privada a la que habían asistido los amigos del músico y entre los invitados estaban Gillespi y Pacheco, integrantes de "Medios Locos". Yo estaba ahí porque mi novio de ese entonces era amigo de los amigos de Salinas (o sea, colada).
Parece ser que ese día Salinas había tocado en un teatro y Gillespi había sido músico invitado en varios temas. La Pacheco había estado en el show y comentaba cosas con un tono de voz que se iba elevando a medida que le entraba al vino. Recién después de un tiempo, caí yo en la cuenta de que esa mujer sentada al lado mío con los ojos suuuuuper delineados era la misma que conducía el programa de humor junto a Castello, Gillespi y Urtizberea. La tipa me estaba  causando mucha gracia, sobre todo por sus movientos: parecía más borracha de lo que realmente estaba. La cosa es que en determinado momento, Salinas tomó su guitarra y se hizo un silencio sepulcral entre los invitados. Comenzó a tocar y todos lo escuchaban muy compenetrados y contentos, supongo, por tener el privilegio de estar ahí en esa especie de "recital privado" que se había dado espontáneamente, gracias al ánimo del músico. Debo admitir que si bien a mí me gusta cómo toca Salinas, lo que hace no me llega tanto como a los demás y no puedo escuchar más de 15 minutos sin aburrirme. Así que después del cuarto tema yo ya estaba totalmente pendiente del mozo que no me traía mi pollo al ajillo. Aparentemente, la Pacheco también se estaba aburriendo y cuando Salinas iba a empezar su cuarta o quinta canción, la flaca lo paró en seco, como si fueran amigos de toda la vida, empezó a cantar y así la cosa se transformó en un minishow Pacheco en voz, Salinas en guitarra. A esa altura yo ya no sabía qué pensar: la mina había hecho lo que se le cantaba y se había cagado en que todo el resto quería escuchar a Salinas y no a ella. A mí no me importaba demasiado porque ya había llegado mi comida, pero la verdad es que era insoportable cómo cantaba, así que cuando terminé el pollo empecé a poner carita de "nos vamos" a mi novio y al rato nos fuimos. En la calle pensé en lo limada que estaba la mina, ¿sabría que canta muy mal?

Todo esto es una intro para comentar que el jueves a la noche, mientras cenaba, puse Canal 7. Daban Visión 7, el noticiero de las 0:00 hs. conducido por la misma Marcela Pacheco. Cuando prendí el televisor, pasaban un informe sobre una futura baja en los precios de la carne. Inmediatamente después de la noticia, apareció Pacheco diciendo que ella pensaba que los argentinos teníamos que intentar acostumbrarnos a comer otras cosas y que en este momento, por ejemplo, podíamos empezar a alimentarnos de caracoles (¡?) , porque eran muy nutritivos, y además eran un excelente negocio de exportación, etc. Les juro que Pacheco hablaba en serio.

El otro día, hablando del tema con mis amigos Pilar y Dodi, surgieron otros "pacheco dixit": parece que una vez, después de presentar la noticia del asesinato de una maestra y de mostrar testimonios de sus familiares y amigos narrando, dolidos, los sacrificios de esta mujer, la Pacheco se despachó con un: "En este país se muere cualquiera y lo convierten en prócer" (Sí. Eso dijo). En fin, inauguro aquí la sección "pacheco dixit". Si tienen alguna parecida, comenten nomás.

Haz click y mira cómo se mueven chico!!! Y no está hecho con flash.

Regalos de Cumpleaños

Este es el top 5 de los regalos de cumpleaños que más acertados estuvieron en mis 27 años de vida (por favor, que nadie se sienta ofendido si su presente no está en la lista).

1- Cuando cumplí 3, mi vieja -en un gesto heróico- se recorrió toda la avenida Belgrano hasta conseguir un pianito alemán de madera (de juguete, obvio) amorosísimo que enseguida me encargué de destruir a los golpes de pura pasión musical (se ve que era rockerita desde muy chiquita). Ahora, lamento profundamente no tenerlo conmigo.


Pianista tocando sus primeras notitas

2-Cuando cumplí 9 (o eran 10?) pedí la bici cross (notablemente influenciada por el film de culto "Los Bicivoladores"). Era una cross amarilla chiquita pero que a mí me quedaba grande. La usé bastante, pero no pude lograr hacer que vuele ( un escuálido willy, tal vez). Pobre, otra que también se oxidó en el balcón.


Super Olmo voladora

3- A los 12, pedí el doble casetera. Un gran adelanto tecnológico que permitía copiar casetes a velocidad rápida y escuchar las canciones que se grababan yendo a 50 kilómetros por hora. Hasta Elvis sonaba puto. Varias veces lo desarmé para arreglarlo yo solita, a modo autodidacta, hasta que me equivoqué en algo y falleció.

4-También a los 12, con motivo del regalo que me habían hecho mis padres, varias personas me regalaron material para ser escuchado en el doble. Muchas de ellas me cambiaron la vida. A saber: Marta Preciado, la madrina de mi hermano, por expreso pedido mío, me regaló la banda sonora de la película "Una chica al rojo vivo"; Roberto Romano, con sus 16 añitos, me trajo "Counterfeit", de Martin Gore (lo que disparó automáticamente un fanatismo por Depeche y New Order); mi tío Tito, me regaló uno de Paul Mc Cartney que ya no recuerdo (y ya todos saben de mi incondicionable amor por los fabulosos 4)

5- A los 15 mi vieja me encaró y me dijo que no teníamos plata para hacer la super fiesta que todas las chicas hacían para ese aniversario y me planteó dos opciones: a-que ella guardara guita y, ahorro mediante, me pagara un pasaje a Europa cuando terminara el colegio o b- Un equipo con cd y una fiestita en casa modesta. Obvio, el cd... y chocolate con churros para todos (con vals tarareado por la platea y todo)

Conclusiones:
1- Soy una persona fierrera y muy musical
2- Evidentemente, soy muy destructiva.
3- La Barbi, ni que te cagues.

Dodi Chistes rankeados

Chacho esta muy gordo y el Chelo Delgado. (1 cuac)
La señora se queja de la torta y El Señor de los Anillos. (1 cuac)
Matias tiene el pelo liso y Hernan Crespo. (2 cuacs)
Sebastian se cree autopista y Rolo Puente. (2 cuacs)
Daniela dio un paso y Cecilia Dopazo. (2 cuacs)
Jennifer adora New York y Withney Houston. (2 cuacs)
Bush derriba ciudades y Enrique Iglesias. (2 cuacs)
José come todo comprado y Alfredo, Casero. (2 cuacs y medio)
El pato Donald arregla teclados y Mickey, Mouse. (3 cuacs)
Rodrigo desayuna con facturas y Perez, Conpan. (3 cuacs)
Pedro colocó gas acá y Antonio, Gasalla. (3 cuacs)
Richard hace piruetas y Bruce, Willis. (3 cuacs)
Los demonios obedecen órdenes de John y los Angeles, de Charlie. (3 cuacs)
John compró crayones Silvapen y Bon, Jovi. (3 cuacs)
Julio come fideos del plato y Oscar, de la Hoya. (3 cuacs)
Martin tiene barba negra y Georgina, Barbarosa. (3 cuacs)
John mira HBO y Michael, Fox. (3 cuacs y medio)
A Tito le encanta comer nueces y a Cacho, Castaña. (3 cuacs y medio)
German compró Dogui y Hugo, Gatti. (4 cuacs)

Se pueden hacer aportes a la lista y votar...

Ovejita dime tú...

Elegí este título para el blog en un gesto impulsivo. El nombre me vino a la cabeza y, como sonaba bien, quedó. Cuando intenté recordar las razones de su aparición, entonces comenzó la práctica del retorcimiento. Ese juego (que tan bien aprendí a jugar en la universidad por razones de supervivencia) consiste, ante todo, en lograr una idea o un sonido que taladre un poco. Y recién luego vienen las justificaciones de todo tipo. La auténtica verdad es que hace un par de noches estaba en mi cama pasando por ese estado previo al sueño que no es precisamente la somnoliencia, sino el puro pensamiento (de las acciones del día, las de mañana, lo que le dije a tal y lo que le debería haber dicho, esa canción que escuché y no recuerdo su nombre, etc.) cuando de repente, sin nigún motivo visible, se me cruzó por la cabeza la imagen de unas simpáticas ovejas azules que me hablaban y me comentaban algo (muy privado, así que no lo voy a hacer público) sobre mi vida. Un flash que duró unos segundos y luego no volvió. A esta altura del partido, cuando me ocurren este tipo de cosas, no me sorprendo. Muchas veces me sobrevienen imágenes inexplicables en cualquier momento del día, por lo que cada vez me siento más parecida a la protagonista de Ally McBeal con sus fantasías pelotudas. Es una lástima no poder sacarle nada a la situación, no soy una poeta ni enloquecí -por ahora-. Así que -por ahora- me limito a nombrar al blog "ovejitas azules" y a buscar excusas para esto: la sonoridad, el juego de palabras, la fantasía de que el rebaño cambie de color (también se podría llamar "ovejitas psicodélicas"), lo onírico que nos sugieren estos animalitos, la satisfacción de ser, en algo mínimo aunque sea, la oveja descarriada, etc. Se podría continuar perfectamente por este camino... ¿no?

Incoming

Ultimas cosillas musicales bajadas...
Gemstones, de Adam Green
Made For Market de Ampop
Happiness de Sebastien Schuller
Drum Major de Rubin Steiner
Wicker Park Soundtrack, Varios.

La boda más grasa que vi en mi vida (yo, que soy la reina de la finura)

Los amigos de verdad, de la mano. Eso sí, si sos puto vas en cana.

India, país tropical, sunga ah, ah, eh, eh, eh, sunga ah...