Copyrights @ Journal 2014 - Designed By Templateism - SEO Plugin by MyBloggerLab

Soy mala y me gusta serlo!!!

Share
Sección inaugural: Transporte público.

Maniobra 1:
Tomar el subte D a las 18:00 en "Catedral" hasta la estación "Facultad de Medicina". Acercarse a la salida impulsados por la necesidad de bajar y, al abrir sus puertas el vehículo, extender ambos brazos en posición horizontal bloqueando la entrada. Luego, al grito gasallesco de "atráaassssssssssss", esperar a que la manga de infradotados que pensaban ingresar a toda costa (en muchos casos por sobre los cadáveres de aquellos que osaran bajar) se calme.



Maniobra 2:
Tomar el colectivo 60 a las 8:30 de la mañana en dirección al centro de la ciudad. Al intento fallido de obtener un asiento, responder con la estrategia de conseguir el hueco del pasillo en el cual se encuentre la menor cantidad posible de apoyadores, pungas y gordos transpirados. Una vez ubicados, comenzar con el clásico movimiento del cuerpo hacia adelante cada vez que alguien necesita pasar. Aguardar ansiosos al futuro adversario que generará el sándwich pasillero, sin comprender que el gesto de cederle el paso no implica que lo estamos invitando a instalarse en ese mínimo lugar que existe entre nosotros y algún otro viajero parado de espaldas. Comenzar, ahora sí, con los primeros movimientos vengativos: actuación exagerada en frenadas, codazo leve y empujoncito marca-territorio. De no ser esto efectivo, acudir a la toma "semi-sacada de zapato/zapatilla desde el talón". Se trata de un ejercicio encantador, pero de difícil puesta en práctica. Supone una brusca acción desde nuestro zapato/zapatilla hacia el zapato/zapatilla del enemigo, de modo tal que el afectado quede parcialmente desposeído de su calzado en la zona del talón y/o empeine, provocando rápidamente el sentimiento de odio.

Maniobra 3:
De regreso a casa, tomar el colectivo 118 vacío. Una vez lleno el transporte, desde nuestro estatus de "sentados", divisar a la clásica vieja-desesperada realizando infructuosamente desplazamientos en picada para conseguir la meta del asiento. (Importante: saber reconocer la diferencia entre una verdadera vieja-desesperada y una pobre y digna mujer de edad que merece que alguien le ceda su lugar). Una vez asegurados de que se trata de una vil egoísta, proceder de la siguiente manera: realizar pequeños movimientos de cabeza que connoten desconocimiento del itinerario del colectivo, acompañados de pequeños actos de elevación corporal (no más de 5 centímetros) que faciliten la deducción de que estamos a punto de abandonar el transporte. Luego de llamar la atención de nuestra víctima, comenzar a guardar nuestros objetos personales en la cartera / bolso y mantener la actitud de amague constante hasta el final de nuestro recorrido que, obviamente, se prolongará cuanto sea necesario.

ME QUEDARON AFUERA:
1- LOS CHOFERES DE LOS BONDIS QUE PASAN A 90 KM POR HORA FRENTE A LA PARADA Y DEJAN DE GARPE A TODO EL MUNDO (YA LE DIJE A MI AMIGO TATO QUE TENDRÍA QUE VENIR A HACER UNA SESIÓN DE FOTOS CENTRADA EN LAS CARAS DE LOS "PLANTADOS" DE LA PARADA DE LUIS MARÍA CAMPOS Y PAMPA A LAS 8:00 AM).

2- LOS TÍPICOS PERSONAJES QUE SE UBICAN EN LA PUERTA TRASERA 4 PARADAS ANTES DE LA QUE VAN A BAJAR Y HACEN QUE UNO SE PASE.

0 comentarios: